El novio: ¿en qué puede ayudar?

El novio: ¿en qué puede ayudar?

El novio: ¿en qué puede ayudar?

La organización de una boda, es un tema que se lleva de encuentro totalmente con la novia y por supuesto, con una wedding planner. Sin embargo, el futuro esposo; como parte del equipo, puede ayudar con muchos aspectos para evitar que la novia llegue a frustrarse demasiado.

novios+saltano+al+agua+anna+kuperberg+2

Se acerca la fecha del matrimonio como una bola de nieve y seguro que tú eres la única que está de cabeza organizando todo, como es el caso común de las novias. Para algunos asuntos es fantástico que tu novio te diga que sí a cualquier cosa que le digas, pues así puedes decidir libremente lo que prefieres y lo que no, sin embargo, la idea es que él también participe, considerando que la boda es de ambos, por lo tanto, un evento del que deben participar los dos en todo momento. Qué tareas le puedes asignar, unas tan simples que las hará feliz de la vida, y sin protestar.

La primera misión que tiene, si es que todavía no se comprometen con las argollas, es comprarlas. Si te ha salido tacaño el hombre, quizás eso no le vaya a gustar tanto, aunque si van a compartir los gastos, no le resultará tan terrible desembolsar el dineral, como cuando deba escoger tu anillo de compromiso y le toque gastarse lo que valen. Así es la tradición, y ante eso salimos absolutamente beneficiadas todas las mujeres. Menos mal. Obviamente tu parte en el tema es darle luces de lo que quieres usar en tu cuarto dedo, para evitar pedirle que escoja otro y se ofusque cuando le digas que no te gustó el que quizás te eligió con tanta dedicación.

Otra labor en la que puede colaborar es en la lista de invitados. Tal vez es una de las cosas más complicadas, la de llegar a un acuerdo sobre a quién incluir ya quién no, pero sería bueno que él decida en solitario a qué amigos y familiares desea invitar. Lo otro es que lo hagan en conjunto pero por ningún motivo vayas a decidir por él, pues lo más probable es que se genere alguna que otra discusión entre ustedes y esa no es la idea.

La elección del automóvil siempre les será entretenida, así que tampoco pataleará por buscar datos y modelos, porque aunque no sepan ni cambiar una rueda, les fascinan las tuercas, por lo menos eso dice la gran mayoría. Trata de decirle igualmente qué tipo de vehículos te gustan, tomando en cuenta si la boda será de día o de tarde. En la playa o en la ciudad, etc., etc., para que no escoja algo que te espante y te desagrade de sobremanera.

La música y el alcohol también son temas que le gustan, indudablemente. Que le pida entonces una cita al DJ para que revisen juntos una propuesta musical que sea significativa para los dos, y sobre el menú, pídele que se encargue de cotizar los mejores precios y opciones, como servicios de banquetería, y que además se ocupe de realizar las compras del licor, por ejemplo.

Finalmente, que se encargue del gran viaje que harán juntos. Cuál. La luna de miel, por supuesto, revisando las estadías y destinos más atractivos de acuerdo a lo que les gustaría conocer o reconocer, y que a la vez se disponga a revisar las alternativas que más les puedan acomodar para la noche de bodas. Que no se te olvide visitar las iglesias y centros de eventos junto a él, para que lo elijan en conjunto. Lo mismo con los partes (invitaciones). Y, novia, es mejor que no presiones a tu novio. Paciencia con la organización y disfrútalo aunque te cueste o te salgan canas verdes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*